Un saco de canicas (Un sac de billes)

FICHA TÉCNICA

Dirección: Christian Duguay  Guión: Jonathan Allouche, Christian Duguay, Alexandra Geismar, Benoît Guichard Reparto: Dorian Le Clech,  Batyste Fleurial, Patrick Bruel  Música: Gabriel Saban Fotografía: Christophe Graillot.

La Segunda Guerra Mundial sigue generando temas para destacar en el cine, lo hemos podido ver por estos días con dos películas que están en cartelera, “Niebla en agosto” y “Un saco de canicas”, dos filmes que trabajaron estupendas historias de vida desde ángulos diferentes, pero que buscaban crear reacciones entre los espectadores y de qué manera lo han logrado.

“Niebla en agosto” lleva tres semanas en cartelera y eso es un logro en nuestra ciudad. Esperamos lo mismo de “Un saco de canicas”, filme franco – canadiense que se estrenó la semana pasada, que está basado en la novela de Joseph Joffo y en un filme realizado en 1975 que lleva el mismo nombre y fue dirigido por  Jacques Doillon. Hoy esta cinta ha tenido un buen recibimiento por parte de los espectadores hace parte de la programación de Eurocine, evento realizado en Medellín por el Colombo Americano y Procinal.

Su director Christian Duguay, un canadiense de 60 años que se ha destacado por ganar varios premios para televisión, nos trae esta maravillosa historia de una familia judía que vive en Paris y huyen hacia Niza debido a la invasión nazi en 1941. El padre, un hombre centrado y sabio, divide a la familia para que lleguen a su destino y no sospechen de ellos. Allí comienza el periplo de los jóvenes hermanos Maurice y Joseph y su travesía por Francia.

La cinta que tiene una duración de 110 minutos nos retrata ese lazo de amistad tan fuerte que hay entre los dos hermanos por sobrevivir, escondidos de los soldados alemanes, pero que no pierden esos rasgos de inocencia, a pesar de los peligros que pasan. Y es el amor de ambos, su lucha, su pasión por volver a encontrar a su familia, lo que les hace seguir adelante en su huida.

Un trabajo bellísimo hace el director de fotografía Christophe Graillot al ir mostrando esos bellos paisajes de Francia, pero sobretodo el sufrimiento y el valor de los dos hermanos para lograr alcanzar a llegar sanos y salvos a Niza.

El filme tiene varios momentos claves, uno y el más importante a mi modo de ver, es la última cena que tiene la familia en Paris, cuando su padre, Román (Patrick Bruel), les insisten en que olviden su nacionalidad, su religión y sus orígenes con tal de sobrevivir. Su enseñanza lo hace con vehemencia hasta tal punto que le da varias cacheteadas, y Joseph sorprendido por la reacción de su padre, se mantiene firme, con los ojos llenos de lágrimas, y que al final, el padre lo abraza y le besa, diciéndole que lo hace es para que no les pase nada en el camino.

El filme tiene más elementos positivos que negativos, es una cinta altamente recomendable, donde el espectador podrá apreciar valores, como el amor, el coraje, la lealtad, la amistad, la perseverancia, no sólo de los dos hermanos, sino de su padre, que aparece poco, pero tiene algunas escenas claves, que permitieron que los hermanos hubieran sobrevivido a ese recorrido, especialmente cuando son detenidos por varios días en una fortaleza nazi y puesto a prueba cientos de veces para que se declaran judíos.

Comentarios

Comentarios

Top
A %d blogueros les gusta esto: