‘Spectre’ la película de Bond a la que le faltaron muchas cosas

Hoy llegamos al análisis de la última película oficial de James Bond. El turno es para la cinta de 2015, ‘Spectre’, el cuarto filme protagonizado por el actor británico Daniel Craig en su rol de 007. Rescatamos su crítica, gracias al esfuerzo realizado por la página argentina SSSM, portal especializado en el personaje de Ian Fleming.

Ficha Técnica 

GB / USA, 2015: Intérpretes: Daniel Craig (James Bond), Christoph Waltz (Ernst Stavro Blofeld / Franz Oberhauser), Lea Seydoux (Dra Madeline Swann), Ralph Fiennes (M), Ben Whishaw (Q), Andrew Scott (Max Denbigh / C), Dave Bautista (Hinx),

Director: Sam Mendes – Guion: Jez Butterworth, John Logan, Neal Purvis & Robert Wade. Música: Thomas Newman. 

La historia

James Bond ha descubierto un mensaje secreto que le dejara – poco antes de morir – su antigua jefa en el servicio de inteligencia. En él le encarga la misión de detener a toda costa al mafioso Mario Sciarra, el cual está implicado en una serie de masivos atentados terroristas en las principales ciudades del mundo. 007 viaja a México y cumple el encargo, pero pronto descubre que Sciarra es sólo un engranaje más en una vasta organización criminal dedicada al terrorismo internacional. Utilizando los contactos dejados por Sciarra, Bond logra a dar con el paradero de Spectre. Pero la gran sorpresa es que el líder de Spectre es Franz Oberhauser, el hijo del tutor que crió a a Bond cuando éste perdió a sus padres en un accidente de ski durante su adolescencia.  

‘Spectre’

El manejo de cámaras – sobre todo en la escena inicial del Día de los Muertos, en donde hay una toma única e imposible – es formidable. Craig sigue siendo un Bond soberbio pero ahora tiene más humor y cinismo, muy a lo Connery. Los secundarios del Mi6 – Moneypenny, M, Q – realmente son muy buenos. Lea Seydoux es adorable y carismática, y tiene mucha conexión con Craig. Waltz empieza siendo Waltz – afable, descontracturado, casi payasesco – pero después da un par de giros que le dan algo de estatura y oscuridad, y lo mejor del filme debe ser Dave Bautista. Es frío, expeditivo, brutal, pero estremecedoramente calmo. Hay un chisporroteo casi cómico con Bond que me hace acordar a la química que tenía Roger Moore con Richard “Jaws” Kiel. Y definitivamente la pelea en el tren es de las mejores escenas de la totalidad de la franquicia.

La cinta

‘Spectre’ es una ducha de goce y felicidad para todo bondófilo purasangre. En cinco apuntes. 1) En un prodigio de equilibrio, mantiene (y desarrolla) el discurso sobre el tormentoso pasado de 007 de los tres títulos precedentes, en un proceso progresivo de humanización del héroe, y al mismo tiempo lanza ecos a la memorable etapa de Sean Connery: las lanchas, la pelea en el tren, el cráter donde se cobija el villano. 2) Configurado el equipo en ‘Skyfall’ (Sam Mendes, 2012), ahora la camaradería que se establece entre Bond, M., Q. y Moneypenny, aliñada con brotes de humor inteligente, remite a las más sabrosas sagas de grupo: ‘Star Trek’, ‘Misión: Imposible’… 3) Léa Seydoux es una “Bond girl” a la altura de Ursula Andress, Diana Rigg o Eva Green. 4) La consuetudinaria escena de acción precréditos es una de las mejores en la historia del agente. Y 5) Aunque arrastra algunos de sus tics habituales, que solo funcionan a pleno rendimiento bajo la férula de Tarantino, Christoph Waltz es un modélico villano.

El villano

Es cierto que se dan más detalles sobre su pasado, pero nunca llega a tener una trascendencia real más allá de servir para dar más entidad a las motivaciones del villano interpretado por Christoph Waltz. El motivo de ello es que se reduce a un par de conversaciones y esa intensidad dramática que podría sacarse de allí nunca llega a despegar, algo que ‘Skyfall’ sí supo hacer mucho mejor dando una mayor presencia a un magnífico Javier Bardem. Aquí Waltz está muy lejos de hacerlo mal –brilla sobre todo en su primera escena-, pero sus apariciones saben a poco y no permiten sacar todo el jugo a un personaje que debería haber sido apasionante.

La misión

En lo referente a la misión, todo está enfocado siguiendo más los cánones habituales de la saga. No falta la conquista femenina, convirtiendo a Mónica Bellucci en una mera anécdota, el sicario que impone respeto por sus acciones, notándose aquí la querencia de la película a dejar de lado los diálogos siempre que la ocasión lo permita –impresionante la secuencia de apertura-, y el complot misterioso que aquí sabe a poco. Además, la estructura del guion de John Logan, Neal Purvis, Robert Wade y Jez Butterwoth es puro Bond, aunque con ciertas tendencias a asimilar algunos de los malos vicios del cine de acción reciente -y también de la propia saga-.

Le faltó 

La organización de Spectre sonaba tan interesante que es inevitable ver su tratamiento aquí como demasiado superficial, por no decir que la forma de unificar todos los quebraderos de cabeza de Bond en ‘Casino Royale’, ‘Quantum of Solace’ y ‘Skyfall’ resulta un poco pobre. Te dicen que ha sido así, pero sin darte algo para justificar que esa fuera la motivación de esos otros villanos. Ese es uno de los grandes males de la película: Propone cosas jugosas, pero se resiste a profundizar en ellas.

Conclusión

Spectre es un Bond tan espectacular como desprolijo. El viaje es muy entretenido, pero el argumento es mediocre. El script tiene problemas de tono y las soluciones aplicadas dejan mucho que desear. La cinta divierte mucho, los personajes tienen su chispa, hay buenos actores y muy buena acción, lástima que al libreto le falten un par de horneadas. Y la banda sonora de Newman, uno de los puntos altos de la película.

IMÁGENES DEL FILME

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

ESCENAS DEL FILME

Top
A %d blogueros les gusta esto: