Sábados de espías: In like Flint (1967), el fin del súper espía americano

"I Like Flint"

Como es costumbre todos los sábados, dedicaremos un espacio en nuestro portal para hablar de las películas de espías que hicieron parte de la Bondmanía, pero igual, otra cantidad de cintas que aportan al desarrollo de este género. El turno hoy es para la segunda película del agente Derek Flint: “I Like Flint” de 1967.

FICHA TÉCNICA

USA, 1967 : James Coburn, Lee J. Cobb, Jean Hale, Andrew Duggan, Anna Lee, Hanna Landy, Totty Ames, Steve Ihnat, Thomas Hasson, Mary Michael, Diane Bond, Yvonne Craig.

Director: Gordon Douglas. Guion: Hal Fimberg. Música: Jerry Goldsmith. Producida por Saul David. Duración: 114 minutos.

"I Like Flint"

SINOPSIS

La organización femenina Fabulous Face monitorea desde una isla cercana, los últimos lanzamientos espaciales americanos. Mientras, Lloyd Cramdem, jefe de ZOWIE, juega al golf con el Presidente de EUA, pero algo extraño sucede. El tiempo ha quedado congelado unos minutos, y Cramdem no recuerda lo sucedido. Intrigado, acude a Derek Flint, ex agente secreto de su organización y que se encuentra nuevamente en retiro, para que investigue el asunto, sin saber que el presidente ha sido reemplazado por otra persona, y que todo forma parte del plan de Fabulous Face para apoderarse de un cohete espacial, lanzar una amenaza al mundo entero desde el espacio, y crear un gobierno mundial regido por mujeres.

El personaje

Flint es prácticamente un súper héroe humano, al estilo de Doc Savage; experto en lucha, carismático, apuesto, conocedor de todo, vive rodeado de lujos en un supuesto retiro, mientras investiga, desarrolla teorías científicas y se entrena continuamente. Eventualmente es llamado por el jefe de ZOWIE (la Organizacion Zonal Mundial de Inteligencia y Espionaje) cuando posee problemas en su organización.

 

Flint es un soltero playboy y también un brillante erudito, que vive en un semi piso rodeado de lujos y de tres hermosas mujeres. Es también un agente secreto free lance cuyas capacidades hacen que sea un Bond a la enésima potencia. Infalible, brillante, experto en todo… un super espía.

La esencia

Hay muchos filmes de espías que tomaron dicha premisa (en especial, los llamados Euroespías, que tenían presupuestos paupérrimos y que provenían en su mayoría de Italia). Aquí la clave es la parodia y, más que eso, la sátira. Ridiculizar con el humor los elementos poco creíbles de los filmes Bond, exagerarlos y burlarse de ellos. Lo que en inglés se llama spoof.

 

Para poder desarrollar un film sobre bases tan incongruentes, tan increíbles, era necesario que el casting fuera correctamente elegido. Cosa que resultó exitosa, al elegir a James Coburn como el carismático agente, y a Lee J.Cobb como el conflictuado jefe de ZOWIE, Lloyd Cramden. Con actores serios interpretando personajes tan ridículos y exagerados, se transita sobre un delgado filo entre la comedia y la ridiculez. Mientras que el primer film (Our Man Flint) salía airoso del trance, éste no lo hace tan bien, y esto es por deficiencias en el guion.

El análisis

La trama tiene que ver con astronautas rusas, un doble sustituyendo al Presidente de Estados Unidos, mujeres que desean tomar el control del mundo y armas atómicas en el espacio. Sin embargo, el guion falla en cohesionar dichos elementos (no se termina de explicar al final del film, que tienen que ver las cosmonautas rusas; por qué las mujeres confían en un hombre – un general americano – para traicionar al resto de los hombres). Hay mucho de feminismo resentido que desea cobrar venganza… aunque abundan las banalidades como chicas en malla, hombres que caen como moscas cautivados por las chicas y todo propio de los 60.

 

El jefe Cramden descubre que se han perdido tres minutos en la vida del presidente de EE UU mientras jugaban al golf, y cronometrando sus tiempos, de pronto se le pierden los 3 minutos antes mencionados. Flint no cree demasiado en eso; pero cuando el jefe es suspendido, Flint decide investigar y empieza a creer que hay algo cierto en todo esto con una debilidad en el guion para descubrir el complot internacional.

Fallas en la estructura

El guion tiene muchas fallas. Mas allá de que trate algo irreal o fantástico, cualquier libreto debe ser coherente consigo mismo y dar un par de explicaciones para ir armando la trama. Aquí hay huecos enormes, el desarrollo del encadenamiento de la acción esta unido con cadenas muy delgadas. El filme, si bien es ameno, tiene sus espacios en punto muerto. Coburn compensa ampliamente, irradiando la pantalla con su carisma, y proveyendo los momentos mas simpáticos (en especial, cuando se entrena en hablar con los delfines (!)). No hay tantas escenas de acción (en el centro de cómputos, y la conocida en el gimnasio del Spa de Fabulous Face, donde hay una especie de Karate caricaturesco, pero igualmente divierte), y no todas las escenas cómicas funcionan. Participa Yvonne Craig (la batichica !) como una bailarina del ballet ruso, doble agente, que comparte una escena de danza a lo Bolshoi con Flint. Quizás otro de los mejores momentos es el viaje de Flint en un avión a Cuba, Karaoke incluido (siglos antes que existiera !), disfrazado como el Che Guevara.

Conclusión

In Like Flint no es una cinta mala, pero podría haber sido mucho mejor. Hay un buen esfuerzo de producción, linda música, hermosas mujeres y paisajes, pero el guion es débil. Como dicen le sobra media hora.

En 1976, la televisión británica produjo un piloto para una serie, llamado Our Man Flint : Dead On Target, pero con Ray Danton como Flint. Danton es un tipo de parecido físico con Coburn, y la serie trataba sobre Flint rescatando a un ejecutivo petrolero. Pasó sin pena ni gloria. www.sssm.com.ar

 

Película completa

BANDA SONORA JERRY GOLDSMITH

 

Comentarios

Comentarios

Top
A %d blogueros les gusta esto: