Sábados de espías: ‘Peligro… Mujeres en acción!'(1969)

En los años sesenta, parecía que el mundo estaba inundado de películas inspiradas en 007, con agentes secretos heroicos e inmaculados de todas las naciones que golpeaban, disparaban y se abrían paso entre amigos y enemigos, con una carcajada y una ceja levantada. Uno de esos aspirantes a Bond fue Alex Dinamo (Julio Alemán), protagonista de dos películas mexicanas, SOS Conspiracion Bikini de 1967, y ‘Peligro… Mujeres en acción!’esta secuela, realizada el año siguiente, cuyo título se traduce como Danger! Mujeres en acción.

‘Peligro… Mujeres en acción!’

Porque a pesar de pertenecer a un tiempo y lugar que no se considera exactamente como un bastión de liberación sexual avanzada, se las arregla para ser una oportunidad mucho más equitativa que cualquier película de Bond de su tiempo, o incluso desde entonces. Porque no solo el villano principal es una mujer -el territorio todavía no ha sido explorado por 007- al Dinamo se le da un compañero, Maura (Priscilla Alava), que es igualmente competente, y está feliz de usar los conjuntos de habilidades de varios otros las mujeres en el campo de batalla aquí, sin demasiado en el camino de los sexistas de una sola línea.

La historia

Como en su predecesora, la historia ve a Alex enfrentarse a la malvada organización S.O.S, el Servicio Secreto Organizativo, que tiene la intención de llevar a cabo varios actos terroristas en América Central y del Sur, y explotar el caos resultante. Inicialmente, el objetivo es una refinería en Ecuador, cuya destrucción paralizará el país, y es solo con la entrega oportuna de información de Barbara (Angely), que la ubicación donde los S.O.S. Los comandos que se desembarcan se descubren: depende de Alex, Maura y Bárbara detenerlos en una prolongada (y bastante bien montada) pelea de fuego.

S.O.S.

Con esa cobarde trama frustrada, la malvada superposición de S.O.S, Solva (Campbell) avanza hacia un plan para envenenar el suministro de agua en Puerto Rico con un arma biológica. Depende de Alex y Maura, esta vez con la ayuda de un agente que trabaja encubierto en S.O.S., frustrar ese plan, al lanzar un ataque contra la instalación que produce el arma biológica. Sí, podría haber algunos disparos aquí también. Y explosión. Un montón de explosiones.

Igualdad

Francamente, es sorprendentemente progresivo cómo el género no es un problema aquí, aunque Alex claramente tiene un ojo para las mujeres, cuyos disfraces están diseñados para revelar tanto como ocultar. En particular, para un grupo terrorista, S.O.S. parecen ser creyentes firmes en la acción afirmativa, con su nivel superior en su mayoría formado por mujeres, hasta llegar a Solva. Del mismo modo, Alex trata a Maura, Barbara, etc. como individuos competentes por derecho propio. El principal problema es el que rodea las franjas, que no es tan emocionante como los creadores parecen pensar. Por ejemplo, hay una secuencia de buceo de Barbara que parece durar para siempre; aunque estoy seguro de que ese tipo de cosas eran novedosas y dignas de ser promocionadas en los años sesenta (Thunderball, hecho un par de años antes, es el ejemplo perfecto), no ha envejecido bien en absoluto.

Conclusión

La película también es generalmente extraordinariamente orgullosa de los valores de producción que no son más que trabajosos. Por otro lado, literalmente, tienes cosas como un S.O.S. operativo con una extremidad artificial de oro, a quien primero vemos agudizar su borde en una piedra de afilar. Eso sigue siendo genial, y como las imitaciones van, esto es mejor que la mayoría. Girls with gun

Comentarios

Comentarios

Top
A %d blogueros les gusta esto: