Crítica: ‘Las estrellas de cine nunca se mueren’

'Las estrellas de cine'
15 julio de 2018 – 02:00 PM

Una invitación a disfrutar de la emotiva e inolvidable película que hace renacer la esperanza en el amor.

Ficha Técnica

Dirección: Paul McGuigan Guion: Matt Greenhalgh basado en las memorias de Peter Tuner Reparto Annette Bening, Jamie Bell, Julie Walters, Vanessa Redgrave, Stephen Graham, Leanne Best Música: J Ralph Productor: Barbara Broccoli. 

‘Las estrellas de cine’

Este es un relato de amor poco convencional, pero fascinante, bien manejado por el director Paul McGuigan, que nos muestra la relación de una famosa actriz de cine, la veterana Gloria Grahame (Annette Bening), quien protagonizó en la década de los 70 una historia que rompió tabúes, con un joven actor, Peter Turner (Jamie Bell) que apenas comenzaba su carrera.

Química

Y se hace fascinante porque los protagonistas muestran una química que se desprende en cada escena, que hace que el romance sea más creíble para los espectadores. Pero aparte de ello, es la naturalidad con que su director cuenta la historia, sin sensacionalismo, dedicándose a mostrar en cada escena el amor y la atracción de ambos con mucha dignidad y encanto y no el morbo que puede haber por una relación con edades tan disparejas.

Lea: Los increíbles 2 una espera que ha valido la pena 

Historia

Además, la cinta refleja el ocaso de una actriz, que ganó un Óscar por su papel secundario en la cinta ‘Cautivos del mal’ en 1952, que está dedicada al teatro, y a un joven lleno de vida que aspira a ser alguien importante en el mundo de las tablas. Y esa relación intensa, llena de vida, que duró 18 meses, se ve terminada de un solo tajo sin razones aparentes para Peter, ante una decisión que toma Gloria, porque tiene un cáncer de seno que se encuentra en su fase final y no quiere que su compañero se entere.

No hay límites

A pesar del deterioro, el director McGuigan, muestra una frescura inusual entre los personajes, con una relación viva, enmarcada en los sentimientos, más no en la fama de Gloria, y eso hay que destacarlo, porque le quita el morbo al filme. Y uno podría pensar, que en el amor no hay límites, y eso se siente en la química de Bening y Bell, con un amor a primera vista que selló el último romance en la vida de Gloria.

Guion

Además, el guion bien construido, que describe con perfección la relación de ambos, pero también, los lazos de amistad que tiene la familia de Peter con Gloria y los cambios que se generan con la estadía de ella en el seno de la familia Turner. Porque la compasión por la enfermedad de la actriz, permite que actores tan experimentados como Kenneth Cranham y Julie Walters como los padres de Peter, tengan interpretaciones llenas de vida y credibilidad.

Además: Isla de perros, una oda al cine fabricada por Wes Anderson

Conclusión

Esta es una cinta para no olvidar, porque es llena de la magia del amor, del compañerismo y del sentimiento puro que permite que las relaciones se fortalezcan. Un filme para volver a soñar y entender que las buenas películas todavía llegan a las salas de cine.

'Las estrellas de cine'

 

Comentarios

Comentarios

Top
A %d blogueros les gusta esto: