Crítica: ‘Bohemian Rhapsody’, el homenaje a Queen

Especial para ADN -Medellín

A pesar de las dificultades que tuvo en su producción, ‘Bohemian Rhapsody’ ha cautivado al público en las salas de teatro en casi todos los países del mundo por una premisa clara: el homenaje a Queen, una de las bandas de rock más recordadas y queridas en la historia de la música rock.

‘Bohemian Rhapsody’

El polémico director Bryan Singer, quien se retiró del proyecto tres semanas antes de terminar el rodaje y el acompañamiento de los integrantes de Queen Roger Taylor y Brian May en la construcción de la película permitieron demostrar bajo el gran papel de Ramik Malek (Freddie Mercury) la realización de un biopic que le hace honor a esta agrupación.

Queen

Dos horas no son suficientes para mostrar todo lo que pasó en la vida de estos cuatro músicos, con grandes vacíos en su narrativa, pero que visualizan en trazos largos, el auge, la caída y redención del grupo, a través de los ojos de la personalidad Mercury, que va llevando la historia con una actuación magistral, que nos muestra sus excesos como artista y persona y lo que representó para el mundo musical.

Wembley

Además, los últimos 15 minutos, la actuación en el estadio de Wembley, el concierto de Queen en el Live Aid de Londres en 1985, es sensacional y permite que los espectadores se compenetren en la música. Y aquí, muchos, tarareamos las canciones, aplaudimos al final y lloramos por lo que estábamos viviendo en la sala de cine.

Conclusión

‘Bohemian Rhapsody’ es una película para ver, sentir y disfrutar de algunos  momentos inolvidables de una de las grandes leyendas del rock inglés. Finalmente, es una cinta sin excesos musicales, pero que ya es inolvidable para muchas generaciones.

Top
A %d blogueros les gusta esto: