“Baby Driver”: 113 minutos de adrenalina y música

FICHA TÉCNICA

Dirección:    Edgar Wright Guión: Edgar Wright Reparto: Ansel Elgort, Kevin Spacey, Lily James, Eiza González, Jon Hamm, Jamie Foxx y Jon Bernthal Música: Steven Price Fotografía: Bill Pope.

De todas las películas realizadas por el director inglés, Edgar Wright, su trabajo en la cinta “Baby Driver” es la mejor, ya que en su carrera había mostrado algunas cosas importantes, pero que con esta cinta y la libertad que tuvo para hacerla, le permitieron construir esta obra maestra en un género tan gastado como es la acción.

Para muchos seguramente no estarán de acuerdo con mi apreciación, pero quienes pudieron verla, salieron de la sala de cine con una sensación diferente, de haber visto una película distinta a lo que normalmente se ve en las carteleras de cine.

Su entrada es espectacular y a medida que se desarrolla el filme, uno puede ver el trabajo del director en la escogencia de los personajes, la sensacional banda sonora sincronizada a la perfección con las imágenes y las secuencias de la cinta que nos introducen a un mundo donde los delitos, como el robo a bancos se ven lícitos, por la facilidad que su protagonista Baby (Ansel Elgort) conduce por las calles, solamente concentrado en el volante y sintiendo en sus oídos la música ideal para la escena que estamos viviendo.

Cada banda sonora que hay en la cinta tiene una intención y es que toda la película es una secuencia de muchas canciones y momentos que van desarrollando a lo largo de los 114 minutos que dura el filme. Son tan pocos los minutos sin música, que le permiten al espectador descansar un poco de la adrenalina que tiene la cinta y volver un poco a la realidad.

Pero no quiero destacar solamente estos aspectos técnicos, sino la escogencia de los actores, la participación de cada uno en el filme, pero de todos, hay varios que llevan el peso, como Baby, quien con pocas palabras, demuestra su gran capacidad actoral por el problema auditivo que tiene desde la infancia cuando asesinaron a sus padres; Kevin Spacey (Doc), quien planea los robos y tiene su cuenta pendiente con Baby por un dinero que le debe y Jamie Foxx (Bats), un asesino sin escrúpulos que siempre está cuestionado al protagonista por lo callado y aparte que se mantiene del grupo.

Sus papeles son sólidos, fuertes y muy definidos, que les permite identificarse plenamente con los espectadores. Spacey, es un hombre sin escrúpulos que lleva sus delitos a la perfección y es un padre de familia ejemplar, cuya familia no tiene idea de los que hace. Ansel, demuestra con su cuerpo la capacidad actoral que tiene y lo creativo que es. Foxx, simplemente es implacable, con una sangre fría para la toma de decisiones a lo largo del filme. Asimismo, los otros actores como Lily James, Jon Hamm y CJ Jones también se destacan.

Otro de los elementos claves en la cinta, es el guion, original que permitió en esta época ver una cinta comercial con una propuesta diferente a lo visto este año y que ha recibido ovaciones de los críticos por lo hecho Wright en el filme. Con un elemento interesante y es que no tiene fisuras, con personajes bien definidos y secuencias delirantes para las personas que les gusta la acción.

TRÁILER

IMÁGENES DEL FILME

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Comentarios

Comentarios

Top
A %d blogueros les gusta esto: